No hay una buena historia sin un buen principio

Las batallas y los sucesos que afectan a la humanidad se aprenden de los libros de historia. Las moralejas que son importantes para ser buenas personas y nunca elegir el camino fácil, se relatan en los cuentos, y algunas incluso en películas (Disney`s productions). Los grandes pensadores y científicos se hartan de escribir páginas y publicar libros, editar y re-editar y sobre re-editar lo re-re-re...editado. Y para grandes y buenos chistes tenemos el libro "El club de la comedia".

Y ahora me pregunto ¿dónde están las historias, que no son merecedoras quizás de un premio Nobel, que no son trascendentales para millones de personas, o que dan tanta pena que no son dignas de publicarse en un libro de chistes? ¿Y aquellos consejos de gente con estilo que no sean de barrios de la Jet Set, u opiniones de chicas que no sean capaces de hablar con los ojos abiertos a la vez que mascan chicle y redireccionan sus pechos?.

Respecto a este tema Papá Noel; bueno un hombre muy bonachón, del cual nada más verlo pensé que de su baúl portátil, de madera de última generación y múltiples departamentos ( maletín muy original para los amigos), iba a sacar la lista de los niños malos para ver quién iba a recibir este año carbón; me recordó lo que una chica, muy maja y excesivamente efusiva en ocasiones, que parecía sacada de un libro de autoayuda dijo:"vosotros valéis, no hagáis de menos vuestras ideas, porque si no os estáis infravalorando".

Considero que anécdotas y vivencias de personas, que quizás no sean las más brillantes o destacables te pueden sacar una sonrisa, enseñarte alguna lección, o hacer que te solidarices con la pobre chica a la que le pegaron un chicle en el pelo. Pueden hacerte ver que tu no hiciste tanto el ridículo yendo a clase con las zapatillas de casa, como el que fue con el pijama.

Porque creo que debe haber un sitio para contar nuestras pequeñas historias y plasmar nuestras humildes opiniones.

27 de diciembre de 2011

Si no haces resumen de año, no molas

Estamos a un paso de abandonar el 2011 e integrarnos en el nuevo año 2012, llenos de ilusiones, promesas y nuevos proyecto, pero antes de ser cuerpos rebosantes de esperanza para el año venidero, debemos hacer resumen de todo lo que nos venga en gana sobre 2011. Seguro que no habéis parado de ver post y noticias de…”las mujeres más sexys de 2011”,”los mejores anuncios de 2011”, “los peores anuncios de 2011”,”los hits de 2011”, “los bodrios de canciones de 2011”, “los propósitos para 2011 más repetidos y menos cumplidos: hacer deporte”...y la cosa continua así. Podríamos facilitar el trabajo a Rajoy y hacer un ranking de “las mejores ideas para superar esta mierda e interminable crisis de 2011”.

He de decir, que realmente entiendo que sea en estas fechas cuando la gente se sienta con un espíritu sinóptico, para resumir el año que está a punto de terminar, o lo vamos a hacer a mitad de año, además de que nos dejaríamos 6 meses de experiencias, nos pilla en medio de las vacaciones, y eso de pensar en vacaciones no es nada español. 


Es importante autoevaluarse y decidir qué se debe intentar cambiar para que 2012 sea mejor para cada uno y los que nos rodean. De hecho, me parece un buen ejercicio, que tampoco debe llevarte todo el año siguiente, dejémoslo en un brainstorming.

By

Crazy For Little Things

2 comentarios:

  1. como digo yo... "hacer la balanza anual" !!! :)

    ResponderEliminar
  2. Agradezco que te hayas pasado por aquí... me encantan tus creaciones.

    ResponderEliminar

Estás loco por esto?? Dime lo que piensas.

Are you Crazy for This?? Tell me what you think.